26 ene. 2011

Herr Präsident: Helmut Beyer

Hay clubes que no se entenderían sin la figura de aquellos que los moldearon en algún momento de su historia. Personajes parcos pero apasionados y eficientes que hicieron cambiar el rumbo de sus equipos, siendo culpables de todo lo bueno que hoy en día se destacan de ellos. Uno de esos iconos históricos es Helmut Beyer. Modesto industrial textil que llegó a la presidencia del Borussia Mönchengladbach con 36 años en uno de los peores momentos en la historia de la entidad.

Los Potros quedaron fuera del grupo de elegidos que integrarían la recién fundada Bundesliga, el club tomado por la tragedia tuvo que iniciar la era profesional del fútbol alemán en la segunda división. Un hecho que hizo estallar la guerra civil entre la clase dirigente del Gladbach. Los años sesenta fueron buenos para la entidad rayada, un titulo en la Pokal, y unos cuantos intentos fallidos en su empeño de levantar la ensaladera conrearon postín y prestigio a una sociedad acostumbrada a vivir a la sombra del gran Colonia (primer campeón de la competición)

El sabor a victoria llevó al club a invertir por encima de sus posibilidades, la estrechez económica pronto lastró las expectativas de futuro de la entidad, principal motivo de su desastrosa temporada en la Oberliga-West, quedando por detrás de Schalke, Dortmund, Duisburg y Preussen Münster. Entre una marea de caos y desorden Beyer se alzó como la única voz critica y serena, apelando a la unidad como primer punto de partida de una recuperación exitosa que llevara al club a lo más alto. Tras tediosas batallas y enfrentamientos aquel jovenzuelo ganó adeptos de forma vertiginosa hasta que en Abril de 1965 fue elegido presidente por los 150 miembros de la asamblea.

Detrás de un gran líder siempre hay un gran director general.

Helmut Beyer no seria lo que fue sin la inestimable ayuda de Alfred Gerhards. el cual siempre ejerció de conciencia del dirigente encargándose de los desagradables detalles. Ambos cogieron un club arruinado y sin patrimonio, hundido deportivamente y sin esperanzas. No les tembló el pulso para certificar el traspaso de su jugador insignia, Albert Brülls, al fútbol italiano, venta que provocó la salida de otro de los iconos del primer gran Gladbach, el entrenador Fritz Langner, que decidió fichar por el Schalke al entender que el equipo no tenia futuro.

Con aquel dinero se levantarían los cimientos de un nuevo proyecto deportivo, cuyas lineas maestras eran claras: Fútbol vistoso, cantera, juventud y triunfo. No fue fácil emprender aquel camino, casi derrotados y ya sin ideas sobre cual seria el hombre perfecto para dirigir esta nueva era, Sepp Herberger, que semanas atrás había rechazado una oferta de Beyer, recomendó al presidente el nombre de un entrenador: Hennes Weisweiler.

De la mano de este pronto subieron al primer equipo hombres que llevarían a la entidad a convertirse en uno de los mejores clubes de la historia. Tras casi 30 años en el cargo, habiendo llenado de títulos las vacías vitrinas del club (Cinco Ligas, dos copas, dos Uefas (más otras dos finales perdidas ante Liverpool y Eintracht) junto a un subcampeonato de Champions), y después de cerrar el curso 1991/1992, Beyer abandonaría la presidencia. Ayer, a los 85 años de edad moriría en su casa de Mönchengladbach 72 horas después de ver a su equipo ocupar el farolillo rojo tras caer derrotado por 1-3 ante el Leverkusen.

25 ene. 2011

La Champions ya no es una utopía

La victoria por 1-0 ante el Eintracht ha cambiado muchas cosas en el seno del Hamburgo. Tras tres triunfos consecutivos el equipo de Armin Veh ya vislumbra la segunda plaza a seis puntos, estando mucho más cercana la tercera, la ultima que da acceso a la máxima competición europea.. de momento. Ya que la actualización de los coeficientes UEFA a cada federación podrían otorgar en breve a la Bundesliga una plaza más en detrimento de la SerieA.

La pésima primera vuelta del equipo no ha acabado con las aspiraciones europeas y en eso tiene mucho que ver el bajo nivel que están ofreciendo los grandes alemanes. Hace escasamente cinco semanas el equipo tenia imposible acceder a Europa, en la actualidad depende de si mismo para ser subcampeón. El rendimiento en lineas generales no es diferente al mostrado en otras ocasiones. Ya vimos durante la primera parte del campeonato a un equipo solido y contundente en plazas cono Mainz (donde todavía era invicto), la diferencia con la actualidad es que de momento, la cara B del equipo, no ha salido a relucir. Aquella que nos ridiculizó en la POKAL o que se dejó remontar 4 encuentros de forma consecutiva en el ultimo mes y medio de 2010.

El pasado Viernes Petric volvía a reaparecer tras muchas semanas de baja (anotando el único gol del encuentro), y se unía a Jarolim, que hizo lo mismo cinco días atrás, en la lista de recuperados tras complicadas lesiones. Veremos como actúa el equipo en tras el parón ya pudiendo contar con sus mejores jugadores. En la primera vuelta el roster hanseático mostró su mejor cara precisamente durante las primeras seis jornadas de campeonato. Debe mejorar mucho sus números para no cerrar con fracaso la temporada. El dato positivo es que el HSV siempre ha sido un equipo de segundas vueltas, que sumado a la continua y progresiva recuperación de los estados de forma de algunos pilares básicos, invita al optimismo.

En el plano institucional, las cosas siguen igual. El Madrid continua engañando a su gente en el tema Van Nistelrooy, un mero chivo expiatorio para tener entretenido a su nocivo entrenador y de paso, contribuir a financiar a sus boletines oficiales vendiendo periódicos y rellenando con humo horas de tertulias entre talibanes. Curioso que la única oferta que han presentado haya sido el pasado Lunes, siete días después de filtrar la noticia, dejando en paños menores a algunos aventureros de la desinformación, que han estado dando como real algo que no existió hasta ayer.

Cambiando de tercio, la dirección deportiva continuará vacante teniendo a Reinhardt como eterno interino. Matthias Sammer rechazó la oferta del HSV que días antes había aceptado. La reunión del viernes por la mañana con el presidente de la DFB hizo saltar por los aires el acuerdo. Los motivos no son claros ya que el club acusa al ex-del Dortmund de faltar a su palabra. Y el actual adjunto a Oliver Bierhoff, acusa de lo mismo al HSV. Sammer declaró en Sky que se sintió traicionado cuando filtraron la noticia, ya que tenia pensado consultar antes con su familia y tratar de forma discreta su desvinculación con la federación. Hacer publico el acuerdo le puso en una situación comprometida ya que la Deutscher Fussball Bund se tomó el asunto como una postura de fuerza del balón de oro contra ellos.

Finalmente, mientras continúan discutiendo vía prensa unos con otros, Sammer se quedará donde está. Como anécdota, ayer BILD publicó un presunto interés del Bayern por sus servicios, especulando la publicación sobre si este seria el motivo real para romper su acuerdo con la entidad hanseática. De ser cierto, quedaría muy dañada la honorabilidad del campeón del mundo en 1990. ¿Alguien quiere ser DD del Hamburgo? se busca uno!.

21 ene. 2011

Fiebre asiática con historia.

Con el sonado éxito de Kagawa parece haberse instalado una especie de fiebre nipona en la Bundesliga. Sin ir mas lejos esta semana el Colonia ha contratado al internacional japonés Tomoaki Makino, uno de sus refuerzos invernales con los que pretende escapar del descenso. Repartidos por todo el país encontramos a múltiples jugadores asiáticos en los equipos alemanes, hasta en la segunda categoría, donde el simpático Jong Tae-Se, tras alcanzar la fama en el pasado mundial, fichó por el Bochum, uno de los equipos que históricamente siempre se ha fijado en el mercado oriental. No solo de japo-coreanos han vivido los clubes, el fútbol teutón siempre ha sido un avanzado en la contratación de jugadores exóticos, recordemos aquel gran Arminia Bielefeld de finales de los noventa capitaneado por Ali Daei, el primer iraní en jugar en las grandes ligas, que posteriormente fue vendido en un traspasado récord al Bayern Munich. Aprovechando que están de moda, hagamos un breve repaso histórico sobre futbolistas orientales en Alemania.

Yasuhiko Okudera, Japón
1977-1986 FC Colonia – Werder Bremen

Okudera es el primer jugador profesional japonés que desarrolló su carrera en Europa, y el primero en pisar tierras alemanas, por eso, su figura es una de las reseñas históricas en el fútbol nipón. Firmó su primer contrato en el verano de 1977, y esa temporada seria uno de los hombres clave en el doblete de liga y copa que conseguiría su club, marcando el gol decisivo ante el St-Pauli que evitó que la goleada por 12-0 del Borussia Mönchengladbach sobre el Dortmund le diera el titulo a los potros gracias a la diferencia de goles. Un año después, en las semifinales de la Copa de Europa ante el Nottingham Forest, seria el autor del gol que supuso el empate a tres en el partido de ida, un resultado importantisimo que las cabras no supieron aprovechar en la vuelta, siendo derrotados por 0-1. En 1985 firmaría por el gran Werder Bremen de los 80, comandado por Otto Rehhagel, donde permanecería solo una temporada.

Cha Bum-Kun, Corea del Sur
1978-1989 Eintracht Frankfurt, Bayer Leverkusen

Solo un año después de la llegada del primer japonés a territorio europeo, se produjo el desembarco del primer sur-coreano. Kun se enroló en las filas del Eintracht en 1979, solo un año después de destacar en el Darmstadt 98, equipo en el que militó solo una campaña por verse obligado a regresar a su país para realizar el servicio militar. Aquel equipo, campeón de la UEFA tras eliminar en la final al gran Gladbach, ganó una competición que contó con cuatro semifinalistas teutones, siendo un coreano su mejor hombre. Aquel menudo, rápido, técnico y en apariencia frágil mediapunta anotó 44 goles en 122 partidos en Frankfurt. Sus numeros en Leverkusen, con el que firmó en 1985, no se resintieron, 52 goles en 185 partidos. Tal calcada fue su aventura, que en 1988 volvió a ser campeón de la UEFA con el equipo de la aspirina. El jugador dejó tal huella allá donde fue que actualmente en el Commerzbank-Arena todavía existe una peña con su nombre.

Kazuo Ozaki, Japón
1983-1989 Arminia Bielefeld – St.Pauli – Fortuna Düsseldorf

El segundo japonés en desarrollar su carrera en Alemania no pasaría a la historia por ganar títulos o por ser el primer asiático en anotar un gol en la Copa de Europa. Más bien, este inmortalizaría su nombre por ser el primer jugador en llevar una mascara. En un encuentro de liga en 1984 ante el Schalke el futbolista con una fractura en la nariz, estrenó la modalidad de llevar protección en el rostro sobre un terreno de juego. Al igual que pasará con Okudera, Ozaki caló entre el publico por su simpatía y desparpajo, llegando a hacer sus pinitos en la televisión alemana. A pesar de ser un jugador discreto en lo futbolistico tuvo un papel importante en equipos modestos.

Kim Joo-Sung, Corea del Sur
1992-1993 Bochum

Los dos primeros orientales hicieron historia. Los dos siguientes, pasaron desapercibidos. Curiosamente el segundo sur-coreano en visitar las frias tierras alemanas apenas duró una temporada en el campeonato germano. El éxito de Joo-Sung fue plenamente en su continente, donde fue elegido por tres años de forma consecutiva como el mejor jugador asiático. Llegó al Bochum ya con una edad, convirtiéndose en el típico jugador revulsivo de las segundas partes.

Yang-Chen – China
1998-2001 Eintracht Frankfurt.

El primer chino en jugar en Alemania. Este jugador, junto a Takahara, es al único que he visto jugar. Todavía recuerdo el partido de su debut ante el Bayern de Munich. Aquel Bayern de 1998 del que se decía que solo un equipo formado por sus suplentes le podría plantar cara. Arrasó literalmente aquella temporada. Sin embargo la única derrota del equipo bávaro se produjo en el viejo estadio de Frankfurt, 1-0 , con la participación del jugador chino en la segunda mitad. Aquel Eintracht era un recién ascendido que venia de vivir una era catastrófica, una enfermedad que a finales de los 90 acabó con grandes potencias como el Colonia, el Kaiserlautern o el propio Borussia Mönchengladbach, desastres de los que todavía no se han recuperado.. y continúan arrastrando las secuelas. Yang-Chen fue un jugador discreto, participó poco en sus tres temporadas en Alemania.

Lee Dong-Gook, Corea del Sur.
2001 Werder Bremen

Otro fracaso. El sur-coreano apenas disputó siete partidos. Todos desde el banquillo y sin apenas minutos de los que disfrutar. Su única anécdota destacable es la que protagonizaba cada vez que tenia que saltar al terreno de juego. El traductor junto a Thomas Schaaf , dándole instrucciones al futbolista, formaba una simpática imagen. Ese es el único legado que dejó de sus pocos meses en Bremen.

Naohiro Takahara , Japón
2003-2007 Hamburgo – Eintracht Frankfurt.

Existen goles de Takahara con el Hamburgo y de alguno me acuerdo. Aquel extraño HSV de principios de siglo con jugadores tan icónicos como el danés Tofting, con su abultada musculatura, o del iraní Madhiavika, gran amigo del belga Mpenza, el delantero sin gol. Sin olvidar la simpática equipación de FILA con el patrocinio de TV-SpielFilm. El éxito de Takahara se fraguó en Japón, en las filas de Jubilo Iwata consiguió anotar 26 goles en 27 partidos, siendo nombrado el mejor jugador del año en su país. La contratación por parte del Hamburgo fue puramente comercial, al inicio de siglo la fiebre por el oro asiático empezaba a contagiar a los clubes europeos. Su participación fue discreta en las primeras temporadas, ganando protagonismo gracias a algunas lesiones y al bajo nivel de aquel equipo. Fue de los pocos futbolistas que hizo la transición del VolksparkStadion al por entonces AOL Arena (Actual Imtech). Abandonó el equipo para fichar por el Eintracht donde ganó peso especifico. El jugador acabó en argentina, enrolado en las filas de Boca Juniors.

Shao Jiayi, China
2003- (...) Munich 1860 – Energie Cottbus.

Este pequeño chino resultó ser el bueno. Todavía continua en Alemania, y a pesar de ser centrocampista anotó nueve goles en sus primeros 50 partidos. La transformación del jugador ha ido acorde a su físico. A su llegada tenían que anudarle pesos en las piernas para que no fuera arrastrado por el viento. El cuasi esquelético futbolista ganó musculatura y prestaciones, llegnado a ser uno de los traspasos más altos de la segunda división en 2006. Su estancia en Cottbus, donde continua, va viento en popa.

Ahn Jung-Hwan, Corea del Sur
2005-2006 Duisburgo

El David Beckham coreano. Este jugador, casado con Miss Corea, y uno de los iconos pop de la cultura oriental, fue uno de los jugadores revelación de la selección de Hiddink en el mundial de 2002. Su traspaso al Perugia Italiano fue sonado, donde hizo sus pinitos, formando parte de la ultima gran etapa del club en la Serie A. Tras el mundial, regresó a Asia, siendo traspasado en 2004 al Yokohama Marinos, trampolín que le sirvió para voler a Europa, esta vez al Metz Francés. En 2006 jugaría en Alemania para el Duisburg donde no consiguió adaptarse.

18 ene. 2011

El caso Van Nistelrooy desde Hamburgo.

Cuando ciertos medios de comunicación gastan su dinero en enviados especiales para cubrir la operación de hernia de un jugador en Chicago y hacen lo mismo con otro para cubrir la posible contratación de un delantero en Alemania demuestra el grado de enfermedad que puede llegar a sufrir un país. Pero no contentos con eso, tienes que desayunarte todos los días con centenares de noticias relacionas, horas de tertulias radiofónicas, y miles de comentarios en foros y redes sociales hablando sobre la nada. El repentino interés del Real Madrid por Ruud Van Nistelrooy ha llegado dejar en paños menores a ciertos grupos de comunicación, destapando su sucia estrategia para saturar las mentes de sus pocos o muchos consumidores.

Todo empezó a finales de la pasada semana. La tranquila vida en Hamburgo se vio alterada por el repentino fichaje del delantero holandés por el cuadro madridista. Con el pie cambiado nos cogió a todos. La prensa local, desbordada y atónita ante el acontecimiento empezó a levantar teléfonos, a enviar correos electrónicos y a redactar teletipos. No había información alguna o indicio que diera pie a tal noticia, ni nada que se le pareciera. La única información existente venia desde Madrid. Algunos medios llegaron a dar por hecho, con carácter urgente, la salida del jugador del Imtech Arena rumbo al Bernabeu. A partir de ahí la espiral informativa tenia un claro objetivo: Saturar y confundir.

Ante la voracidad de los acontecimientos el club del diamante fue claro y rotundo. El portavoz del club, Joern Wolf, durante las primeras horas avisó: “No hay interés alguno de ningún equipo europeo por Ruud, no existe tal oferta.” Declaraciones que fueron obviadas en España. Mientras el directivo dejaba claro que hablábamos de humo, en Madrid los profetas de la verdad universal vendían lo contrario. El propio responsable de la parcela deportiva, Bastian Reinhardt, horas antes de emprender el viaje hacia Gelsenkirchen, fue más contundente: “No existe oferta de ningún club, y en caso de haberla seria rechazada, vender ahora mismo al jugador seria condenar al fracaso nuestro proyecto deportivo.” A partir de ahí, el pobre Bastian, que precisamente no está exento de problemas, se ha convertido en la diana perfecta.

Los grupos madrileños, ensimismados en su dogma sectario, vuelven a estigmatizar a un director deportivo por negarles el pan y la sal (según marca su religión), ya que ha osado rechazar unas condiciones de traspaso determinadas, condiciones, que como ha quedado claro, jamás han sido presentadas al club vendedor. El sumun del despropósito llega cuando tienes que leer que Reinhardt será destituido de sus funciones por descontento de Bernd Hoffman. Consejero delegado que el pasado 9 de Enero perdió unas elecciones en la junta de accionistas celebradas en el centro de congresos de Hamburgo, constituyéndose un nuevo consejo de administración pleno de opositores a su gestión, por tanto, está obligado a gobernar en minoría hasta que finalice su mandato (Diciembre 2011). Además, el malo de Bastian, un nuevo hereje antimadrisita que no deja salir al rehén rumbo a la galaxia, sigue los postulados marcados por su directiva, reacia a la salida por una simple razón: Paolo Guerrero y Mladen Petric (este a punto de volver a los entrenamientos) arrastran lesiones de larga duración, lo que supondría dejar al equipo sin delanteros durante demasiadas semanas, contando el club (que precisamente tras quedarse fuera de Europa ha visto reducidos sus ingresos televisivos en un 15%) sin dinero, ni tiempo, para contratar un jugador de garantías que supla su salida.

La situación de la parcela deportiva del HSV es compleja desde el repentino abandono de Dietmar Biersdorfer el pasado mes de Mayo. Una continua lucha interna llevó a la entidad en apenas tres semanas a tener tres directores deportivos, aunque dos de ellos no llegaron a ejercer de forma oficial. Reinhardt, como medida provisional, se ocupó de la tarea de confeccionar el equipo y de esbozar las primeras lineas del nuevo proyecto. Mientras tanto el club, con una reelección de cargos a finales de año esperaría hasta la celebración de la junta de accionistas para tomar una decisión. Por tanto su salida estaba pactada desde el primer día, al igual que el nombramiento de Mathias Sammer está cerrado (y lleva siendo noticia desde entonces en Alemania) desde hace un mes, estando el HSV a expensas de su desvinculación de la federación alemana para oficializar su contratación. Por lo tanto queda demostrado que la supuesta salida traumàtica del actual responsable no responde a desagrado alguno de su gestión, ni responde a una decisión repentina, sino más bien a un plan trazado meses atrás, totalmente ajeno al asunto que nos ocupa.

También se ha llegado a dar por hecho que el futbolista forzaría su salida. Un claro ejemplo de desconociendo y desinformación de la clase de contratos que se firman en Alemania, y de las reglas y leyes que impone la Bundesliga. Si Van Nistelrooy llega a forzar declarándose en revelida, como informan algunos sectores mediáticos-madridistas, podría verse envuelto en un serio problema legal, con correspondientes sanciones económicas que dejarían muy mermada su ficha anual. Por si no fuera poco, a ultima hora del día de hoy (18/01/2011) algunos medios han recalcado con cierta alegría la desgana con la que ha entrenado Ruud en la sesión de esta tarde, alegando depresión por el maltrato que está recibiendo de parte de la entidad. Obviando, claramente, que los entrenamientos son siempre a puerta cerrada, con prohibición expresa de todo aquel que no forme parte del club a acceder a las instalaciones.

La información no indica que una vez a la semana, o al mes dependiendo de cada sociedad, las entidades declaran día de puertas abiertas, dejando a prensa y aficionados acceder hasta las entrañas de los estadios, pudiendo presenciar los últimos diez minutos de entrenamiento, que generalmente, cierran las sesiones con un partidillo. Tras su finalización, los profesionales están obligados, por contrato, a satisfacer todas las peticiones de los allí presentes.. hacerse fotos, firmar autógrafos, bailar una jota o hasta acompañarlos en un pequeño tour por el estadio y mostrarles los vestuarios. Ciertamente aguantar a según que gente (muy común encontrarse a más de un freake en estas jornadas) puede provocar apatía y hasta depresión post-sesión.

Otra de las cosas que no se hablan en los medios afines al Bernabeu es que el Real Madrid no solo jamás ha presentado oferta alguna, sino que tampoco se ha dirigido al Hamburgo para trasmitirle una simple postura o interés. Supuestamente, y hay que hacer caso al representante del holandés, solo ha tenido contacto con este, transmitiendo sus claras intenciones de que sea él quien fuerce la salida, si claro está, quiere volver a Madrid para ser segundo plato. La postura del nuevo diablo en el credo madridista siempre ha sido la misma: No se vende, ni tampoco se regala. Todo lo demás, ganas de perder el tiempo.. y de manipular.

Asalto al Veltins Arena.

El pasado sábado el Hamburgo conquistó el Veltins Arena. Los pupilos del cuestionado Armin Veh realizaron un soberano encuentro. Serio, sobrio, sin desplegar un gran fútbol pero controlando el encuentro en su mayor parte. Una muy buena imagen en el reinicio de la competición tras casi un mes de parón. Las eternas dudas y las habituales dos caras que nos muestra con cierta costumbre este equipo no dan pie a la esperanza, ni siquiera a ilusionarse con una segunda vuelta más decente que le de al HSV la posibilidad, remota hoy día, de luchar por algo más que por la Europa League.

Seria muy sencillo destacar a Van Nistelrooy como el mejor del encuentro por su gol, un tanto feo en cuanto a elaboración, y casi hasta en su ejecución, que guarda su grandeza en la dificultad del remate de testa (con Matip colgado de su espalda) del ariete holandés. Sin embargo si hay un jugador destacado sobre todos es Jarolim. El veterano pivote, capitán eterno, volvió tras muchas semanas de ausencia, y el equipo lo agradeció. Paradójicamente el peor momento de la temporada coincidió con su lesión, y curiosamente, la mejor cara se ha vuelto a ver con su regreso a los terrenos de juego.

Otros dos jugadores que están llamados a liderar a este equipo son Elia y Pitroipa, ambos han deambulado durante gran parte del año, uno tras abandonar meses en el dique seco tras una lesión de tobillo, y otro por pura dejadez. En la tarde noche del sábado, aun sin mostrar su mejor forma, volvieron a ser aquellos jugadores incisivos que llevaron peligro al área rival. Mucho dependerá el futuro del Hamburgo en esta liga de su estado de forma, piezas fundamentales en el engranaje ofensivo del roster del diamante. Engranaje que espera como agua de mayo el pronto regreso de Ming-Son de su aventura por la copa de Asia.

En cuanto a la jornada, se puede decir que todo sigue igual. El Dortmund sin Kagawa, que se presumía como jugador imprescindible y una baja que acabaría hundiendo al equipo de Klopp, fue capaz de pasar por encima del Bayer Leverkusen (1-3) mostrando en todo momento una superioridad aplastante. Grosskreutz con dos tantos fue el protagonista del encuentro. La jornada fue propicia para el equipo aurinegro, su ventaja se ha visto ampliada a dieciséis puntos sobre el Bayern (tras su empate en Wolfsburg) y a trece respecto a Hannover (sorprendente segundo clasificado) y Mainz, que volvió a caer derrotado, esta vez en Stuttgart. A este ritmo el equipo de Westfalia podría ser campeón en Marzo, lo que supondría todo un récord en la historia de la Bundesliga, y convertiría al equipo de Jürgen Klopp en el mejor campeón de todos los tiempos.

12 ene. 2011

Unos alemanes, muy ingleses.

Hablar de fútbol, mineros y Alemania para muchos es sinónimo de Schalke. Incluso si peinan canas, su primer pensamiento puede que sea para el Rot-Weiss Essen. Sin embargo Renania del Norte-Westfalia esconde entre sus entrañas una épica historia de superación y pundonor vestida de Verde y blanco que llegó a eclipsar al milagro de Berna. La pequeña ciudad de Herne es la sede del SV Sodingen, un modesto equipo que nació en las mismas tripas de las canteras de carbón allá por 1912. Su tradición minera siempre fue llevada al extremo, tanto, que hasta el cierre de las minas en 1986 los trabajadores del Mont-Cenis dejaban de lado el pico para vestirse de corto los sábados y jugar al fútbol.

El comercio de carbón y cobre con Inglaterra pronto llenó de ingleses las zonas mineras de media Europa (Rio Tinto es un claro ejemplo), exportando con ellos todas sus tradiciones. El SVS hasta mediados de los ochenta fue el único club que mantuvo viva su llama británica, adoptando la filosofía obrera y estilo de juego hasta las ultimas consecuencias. Aun hoy en día, malviviendo en el fútbol amateur, es fiel a los viejos postulados, aunque solo han sobrevivido al fútbol moderno unas pequeñas pinceladas del antiguo dogma británico que un día rigió la institución. Suficientes para dotar a la entidad de cierto distingo.

Como muchos otros, los mineros de Westfalia fueron victimas de la creación de la Bundesliga. Una competición que relazó al fútbol alemán hasta convertirlo en una maquina temible, pero eso si, a costa de la muerte y desaparición de algunas de las más tradicionales instituciones de principios y mediados del siglo XX.

La fama para el equipo de Herne llegó tras el mundial de Suiza. “El momento” como se conoce el milagro que protagonizaron, estuvo cerca de emular las hazañas del combinado nacional en la final de Berna ante Hungría. “HaennAdams era la estrella del once renano. Incansable trabajador de las minas desde los 14, se incorporó a los terrenos de juego a los 16 años compaginando trabajo y pasión por la pelota, como mandaba la tradición. Aquel grupo de compañeros entrenados por un ingeniero de minas, logró superar en la liga federal a entidades de la enjundia del Dortmund, Schalke o Leverkusen, quedando solo por detrás del entonces temible Rot-Weiss Essen, que contaba en sus filas con cuatro campeones del mundo, entre ellos Helmut Rahn.

El mejor partido del año, titulado así por Kicker, fue el que enfrentó a los amigos de Kaiserlautern , contra los mineros de Sodingen en la liguilla de semifinales. Tal fue la expectación en la ciudad que el vetusto estadio de madera con capacidad para 55 mil espectadores, llegó a albergar a 80 mil, acabando la muchedumbre por comerse el espacio existente entre la grada y la lineas de cal. Los dos enfrentamientos finalizaron con el mismo resultado 2-2. Anteriormente, el partido inaugural de semifinales fue ante el Hamburgo de Klaus y Uwe Seeler, que cerraron la liga hanseática convirtiéndose en el poseedor de un récord anotador, 100 goles en 30 encuentros de liga. A pesar de que el dominio corrió a cargo de los visitantes, el HSV (ha-es-vau) venció por 1-0. El Cometa de Herne no pudo pasar del empate ante los hamburgueses en el partido de vuelta, anulándose mutuamente sus aspiraciones, resultado que benefició al Lautern, finalista en 1955 junto al RWE en la conocida como la mejor final de todos los tiempos. Ambos contendientes tenían en sus filas al 98% de la selección alemana que meses atrás había conquistado el mundial.

Aquella temporada, a pesar de no haber conseguido el premio de la final, catapultó al club en popularidad y simpatía recibiendo ofertas de amistosos y giras por todo el país y parte de Europa. Sepp Herberger calificó a aquel equipo “de un conjunto en apariencia alemana, pero de espíritu y juego ingles”. Haenn Adams y Hans Cieslarczyk se convertirían en los primeros internacionales alemanes que fabricó la cultura del esfuerzo que imperó en las minas del Mont-Cenis desde su fundación.

11 ene. 2011

Vacaciones en Dubai, Elecciones en casa.

Este escueto parón invernal, que se prolongará el próximo curso hasta finales de Febrero, recuperando la tradición perdida hace unos cuantos años, le ha servido al equipo de Armin Veh para coger fuerzas, hacer equipo y olvidarse de los problemas y malos rollos que fueron coleccionando desde el mes de septiembre, y que han llevado a vivir escenas grotescas con algunos pesos pesados, especialmente con Guerrero.

La mini-gira que ha llevado al conjunto hanseático hasta Dubai se ha cerrado con victorias ante desconocidos y enigmáticos conjuntos locales (1-5 al Al Wanda) cerrando el inpás con una goleada al Ajax con un contundente 4-2. Con Van Nistelrooy como autentica estrella, quizá al jugador que mejor le ha sentado este descanso. Ming-Son , a escasos kilómetros del stage, se encontraba concentrado con Corea del Sur disputando la copa de Asia, que organiza Qatar. Las vacaciones del equipo no han venido solas, Dennis Aogo, con diversas ofertas de la Premier League, ha aprovechado para extender su contrato hasta 2015.

En el plano institucional, la crisis interna lejos de parecer solventarse, se encrudece. El pasado día 9 se celebró la junta de accionistas del club, conclave que duró más de 9 horas. No faltó la tensión, las recriminaciones y las sorpresas. El nuevo consejo de administración se plagó de opositores al actual mandamás del HSV, Bernd Hoffmann, que tendrá que agotar su mandato (Diciembre de 2011) gobernando no solo en minoría, sino además acompañado de algunos de sus más radicales opositores, como el expresidente Jürgen Hunke. La dirección deportiva tampoco encontró solución, Reinhardt, continuará como “responsable” de la parcela hasta nueva orden, a pesar de que el acuerdo con Mattthias Sammer parece ser inminente. Lo positivo es que la Bundesliga volverá a disputarse en apenas unos días, devolviendo el protagonismo al fútbol, apartando del primer plano las puñaladas y guerras palaciegas que han copado la actualidad informativa en todo este parón.

6 ene. 2011

Alemania se reinventa.

Como especias que dan un toque de sabor a un plato tradicional. Así son los estadios que dotan de personalidad e impregnan de alma a los clubes poseedores, y al futbol al que pertenecen. Alemania es un caso especial. De forma gradual, ha ido perdiendo sus referentes arquitectónicos, sus catedrales futbolísticas, para dar paso a modernos arenas que han despojado de esa seña de identidad que viste de aristócrata al deporte rey.

Casi como reliquias, como viejas pirámides que dan testimonio de tiempos pasados resisten apenas un puñado de estadios en todo el país. El Westfalen en Dortmund parece el único “condenado” a persistir en el tiempo como una muestra del pasado, un referente al tradicionalismo perdido en la Bundesliga. El Millerntor en Hamburgo, coqueto estadio de estructura maderera, cercano al río Elba, ha sucumbido a la dictadura modernista. El ascenso del club y el nuevo brío adquirido en esta nueva etapa, han demolido la tradición para dejar paso a un nuevo recinto, alzado sobre los cimientos del antiguo. En el Palatinado, la coqueta caja de cerillas del Mainz, resite a duras penas al paso del tiempo, clamando ya por una redención que se antoja imposible.

El antiguo Fritz-Walter Stadion es historia. O no, según se mire. El remodelado estadio es un híbrido entre lo nuevo y lo viejo, pero sin esta seña distintiva que nos ofrecía aquel coqueto recinto de los 90 que nos dejó ver a uno de los mejores Lauterns desde la generación de Berna. El Weser Stadion vive sus últimos meses antes de oficializar su defunción. Las obras de acondicionamiento han acabado con la vieja estructura, y van a dotar de una nueva piel al recinto que le dará una imagen futurista y ecológica, convirtiéndose en un estadio energéticamente autosuficiente. En Stuttgart pasaron del Neckar al Gottlieb-Daimler, para ver nacer en el próximo año al Mercedes-Benz Arena, que al igual que en Bremen, impregnará de una nueva imagen acorde al nuevo siglo al antiguo estadio olímpico.

La segunda división se ha convertido en un refugio, ese pequeño tarro de esencias, que nos deleita con estadios que nos hace recordar la gloria de tiempos pasados. En Aachen, Düsseldorf, Augsburgo e Inglostadt los tiempos modernos llegaron con el cambio de década. Solo el Schüco-Arena de Bielefeld y el Trolli Stadion de Fürth permanecen como impolutos guardianes de viejas glorias. En Duisburgo, prostituido con reformas recientes, el actual Schauinsland-Resen intenta engañarnos haciéndose pasar por el histórico WedauStadion.

Sin delicadeza, y con aparente frialdad, el futbol alemán en apenas 10 años ha perdido sus grandes templos, aquellos que nos hacían recordar en el Bökelberg a Gunter Netzer y Berti Vogts , artífices de una época y arquitectos de un estilo de juego que convirtieron al equipo nacional en el absoluto dominador del fútbol de selecciones en los 70. O aquel VolksparkStadion donde pudimos ver a Kevin Keegan y Félix Magath golear por 5-0 al Real Madrid y conseguir para Alemania otra copa de Europa. Nuevos tiempos y nuevos estadios, que tendrán que escribir su propia historia y dotar de personalidad a este siglo que todavía anda en pañales.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...