27 feb. 2011

Jansen salva un punto en Lautern.

El equipo de Armin Veh empató el sábado 1:1 en su visita al FC Kaiserslautern. Hlousek Adam abrió el marcador a los 18 minutos (1-0). Tras el descanso, Marcell Jansen consiguió el empate tras una asistenca de Zé Roberto 1-1 (minuto 54). Cuando el HSV llegó al estadio una hora y media antes del encuentro supieron lo que les iba a esperar durante los 90 minutos. El césped se encontraba en malas condiciones. Los palatinos llevan semanas intentando resembrar el estadio, pero debido a la nieve y a las temperaturas extremas se aplazó el proyecto. Los jugadores al termino del encuentro se quejaron: "Esto es cualquier cosa menos un terreno de juego", dijo Mladen Petric.

En consecuencia la pelota era muy difícil de controlar, hubo muchas pérdidas de balón inposibilitando en ambos equipos que aflorara un juego de construcción, la organización era nula centrándose el fútbol en el patadón para poder desenvolverse en un terreno de juego inpracticable. Un mal rebote del esférico dejó en franquicia en el minuto 18 a Adam Hlousek para que marcara su primer gol en la Bundesliga.

Entre resbalones y caidas comicas el HSV se fue al descanso con una derrota en el marcador. Tras la reanudación la presencia en las areas cambió, el dominio visitante fue palpable y acorde a la adaptación al terreno de juego, ante un Lautern replegado que solo buscava cojer la espalda a la zaga visitante con balones largos. En el minuto 54 el dominio de los Rothosen era aplastante, lo que propició que una jugada de tiralineas entre Zé Roberto y Petric acabara llegandole a un esplendido Marcel Jansen para que estableciera el definitivo 1:1.

Tras el gol el equipo hanseático cercó la puerta local sin encontrar premio, llegado tal punto el estado del campo empeoró tanto que se tuvo que centrar el juego en un futbol primitivo y directo ya que lo impracticable del terreno de juego superava los estándares minimos para poder disputar un partido de fútbol. La ocasión más clara de gol la tuvo en sus botas Van Nistelrooy. Un saque de esquina despejado por el portero Sippel calló en las botas del holandés errando este el tiro a puerta vacia. Situación similar la que vivió Petric en el tramo final del encuentro (minuto 85).

El Hamburgo vuelve a estancar su progressión, en tres jornadas ha pasado de aspirar al tercer puesto a tener que conformarse con la Europa League. El próximo domingo, los pupilos de Veh, con una victoria en casa ante el Mainz 05 podrá realzar sus aspiraciones europeas y reengancharse a la carrera por Europa.

1. FC Kaiseralutern: Sippel - Dick, Abel, Rodnei, Jessen - Bilek (63 Petsos) - Walch (69a Rivic), Tiffert, Mora, Hlousek - Lakin

Hamburgo: Rost - Demel, Mathijsen, Kacar, Aogo - Westermann, Zé Roberto - Jansen, Trochowski (46 Ben-Hatira) - Guerrero (73 'Van Nistelrooy), Petric

Goles: 1-0 Hlousek (18), 1-1 Jansen (54)

26 feb. 2011

La ensaladera ya es (casi)amarilla.

EFE/Blog- El líder del torneo alemán, el Borussia Dortmund, impuso su autoridad al derrotar a domicilio con toda claridad al Bayern de Múnich (1-3) reafirmándose como el mejor equipo de la temporada en Alemania. Tras la victoria, la ventaja del BVB sobre el Bayern, que ahora es cuarto, asciende a 16 puntos. Con ello, a falta de diez jornadas para el final, el Bayern prácticamente puede terminar de despedirse de la lucha por el título y la ensaladera parece ahora más que nunca escriturada por el Dortmund, el equipo más jóven del torneo alemán.

Los pupilos de Klopp apretaron el acelerador desde el principio y obligó al Bayern a jugar un partido de un ritmo más rápido que el que probablemente hubieran querido los de Louis Van Gaal. Ya en el minuto 4 llegó la primera situación de peligro en el área del Bayern con una llegada por la izquierda de Marcel Schmelzer cuyo centro cayó en los pies del polaco Robert Lewndowski que remató por encima del larguero.

Cinco minutos después los visitantes abrieron el marcador. La jugada empezó con una pérdida de balón de Bastian Schweinsteiger en la mitad del campo a la que siguió una galopada de Kevin Grosskreutz hasta el borde del área desde donde le metió un pase a Lucas Barrios que definió desde corta distancia.

Los Schwarzgelben taponaban permanentemente la salida de los locales, en su propia mitad doblaba a Arjen Robben y a Franck Ribery y en general jugaba mejor, teniendo incluso más posesión de pelota que los bávaros. Pasado el primer cuarto de hora, el Bayern mostro una reacción, primero con una situacion de peligro en la que el defensa Neven Subotic evitó en el último instante el remate a puerta de Thomas Müler, Y luego, en el minuto 16, vino el empate parcial por intermedio de Luiz Gustavo que marcó de pierna derecha aprovechando un saque de esquina lanzado por Ribery.

Los lideres, sin embargo, casi a vuelta de correo, respondieron con una jugada de ataque, inciada por Barrios en la propia mitad y que terminó con un impresionante remate desde fuera del área de Nuri Sahin desde fuera del área ante el que el meta Thomas Kraft nada pudo hacer.

El partido estaba en el minuto 18 y el Borussia mandaba en la Allianz Arena, justificando con creces su condición de líder de la Bundesliga. La clave estaba en la velocidad que le habían impuesto los visitantes al partido, otra en los problemas que tenía el Bayern con su doble pivote, con un Schweinsteiger en una mala noche yn un Pranjic demasiado tímido a la hora de buscar los duelos para recuperar la pelota. En el segundo tiempo el equipo de Juergen Klopp se replegó y le entregó la pelota al Bayern pero cuando avanzaba seguía siendo peligroso y, aunque la mayor parte del partido había empezado a jugarse en su campo, las ocasiones se daban era en la portería del Bayern.

Primero, vino un cabezazo de Grosskkreutz que sorprendió a Kraft y Schweinsteiger tuvo que sacar de la línea de fondo. Luego, en el 59, Kraft tuvo que esforzarse para enviar a saque de esquina un disparo desde fuera del área de Mario Götze. El saque de esquina trajó el tercero del Dortmund con un cabezazo de Matt Hummels.

Después el Bayern tuvo par de ocasiones para desconter, una de Mario Gómez, que le permitió lucirse al meta Mitchel Langerak, que sustituía al lesionado Roman Weidenfeller con una gran parada, y otra de Ribery, con un remate ligeramente desviado. Sin embargo, la victoria fue claramente justa y así lo reconoció el propio Louis van Gaal al término del partido: "En el segundo tiempo tuvimos el balón pero no logramos tener grandes oportunidades, no pudimos superar el pressing del Dortmund que ganó justamente"

20 feb. 2011

Una goleada y un director deportivo.

El Hamburgo por fin tiene director deportivo. Frank Arnesen abandona sus funciones en el Chelsea para ocupar el cargo en el club del diamante. Esta noticia hace casi un año que se lleva esperando en la ciudad hanseática. Un año de follones en los despachos, de candidatos fugaces, de riñas y de intromisiones varias en una parcela caliente que por fin, ve solución. Y que solución, sin duda un fichaje importante para una de las posiciones vitales en la estructura de un club de base como este.

La tarde del sábado la BBC anunciaba la salida del danés de Londres. Rumor que no llegó a Alemania ya que el club se dio prisa en anunciar al medio día del domingo la contratación. Según fuentes del HSV, Arnesen, elegido por el nuevo poder surgido tras la junta del 9 de Enero (Hoffmann no tiene ya peso en las elecciones), es el candidato ideal por su gran conocimiento del mercado de jóvenes valores y su gran interés en la potenciación del fútbol formativo. Una de las políticas bandera que lleva enarbolando la entidad desde hace más de cuatro años, de la cual es fruto el propio Son.

La primera decisión que tendrá que tomar el nuevo DD estará relacionada con el puesto de entrenador. Armin Veh es un hombre ligado de forma rígida a Hoffmann, cuyo futuro, a pesar de que su mandato finaliza en diciembre de este año, cada día es más turbio debido a la inferioridad de votos en el consejo de vigilancia. Por eso, el contrato del entrenador estipula que a pesar de extenderse hasta 2014, al finalizar la presente campaña podría rescindirse de mutuo acuerdo en convivencia con el destino del consejero delegado.

Si nos atenemos a su gestión deportiva, es de claros oscuros. El equipo empezó bien y se ha ido diluyendo poco a poco a lo largo de la temporada. A pesar de una primera vuelta para olvidar llegó al derby ante el St.Pauli con la posibilidad de ponerse a tiro la tercera plaza. Esta semana es una muestra de la bipolaridad del equipo, capaz de caer derrotado por los piratas realizando un partido físico e intenso, pero escaso de fútbol, y en apenas 4 días, golear al Werder Bremen dando una lección de punch y dominio.

Goleada que hace justicia a varias afrentas sufridas a manos de los vecinos del Weser meses atrás. El partido de los Bremers en Hamburgo es para dejar preocupados a sus aficionados. Si todavía hay alguien que no entienda como una entidad como esta está luchando por no bajar debería de visualizar el partido del pasado sábado. Los goles llegaron todos en el tramo final del encuentro, el dominio local (El Werder apenas pasó del medio campo en 90 minutos) no se vio recompensado con goles, que llegaron todos, pudiendo parecer de forma injusta, tras garrafales errores de los jugadores visitantes. Pudiendo parecer de forma injusta porque la salsa de la victoria puede cortarse si solo se visualizan los tantos. Que no hacen justicia a un claro dominio en el fútbol y a los méritos contraídos en varias jugadas.

A pesar del pequeño paso atrás del miércoles, el HSV continua luchando por Europa, teniendo solo a seis puntos la tercera plaza, y a cinco la cuarta. Todavía dependemos de nosotros mismos, eso sí, si nos tratamos el transtorno bipolar que padecemos.


Hamburgo: Rost - Demel, Mathijsen, Kacar, Aogo - Westermann, Zé Roberto - Pitroipa, Hijo (83 Ben-Hatira) - Guerrero, Petric

Werder Bremen: Mielitz - Schmidt, Mertesacker, Prödl, Silvestre - Fritz, Frings - Bargfrede, Hunt (65 Borowski), Marín - Arnautovic (65 Wagner)

Goles: 1-0 Petric (42), 2-0 Guerrero (65), 3-0 Guerrero (80), 4-0 Ben-Hatira (88)

17 feb. 2011

Derrota histórica en el derby de Hamburgo.

Con la posibilidad de convertirse en el mejor equipo de la Bundesliga en 2011 y con dos semanas de retraso, la ciudad de Hamburgo pudo vivir su derby. La pequeña reacción tras el parón había dejado al equipo de Armin Veh con posibilidades de alcanzar la tercera plaza, maquillando asi el languideciente año que está firmando el conjunto hanseático. A pesar del traspiés que truncó aquella reacción inicial, el envite ante los vecinos del St.Pauli podría devolver al equipo a la lucha por Europa, dando dos pasos hacia adelante.

El partido llegó rodeado de un aura vintage que emponzoñó los espíritus de los 60 mil espectadores que acudieron al Imtech Arena. El pasado miércoles la ciudad entera, y el propio club, celebraron el sesenta cumpleaños de Kevin Keegan. El que para muchos, tras Uwe Seeler, es el mejor jugador de la historia de la entidad. Aquel breve paseo por el pasado reciente debió entumecer las mentes de muchos, ya que tras el pitido inicial el Poptown parecía buscar con sus miradas a aquel pequeño y talentoso ingles que recorriera la banda izquierda solventando la papeleta con alguna punzante internada , encontrando a Petric para que este rematara la faena a puerta vacía.

Keegan no estaba en el césped, tampoco Ernst Happel en el banquillo, ni Peter Krohn en el palco, presidiendo el consejo de vigilancia. El HSV de hoy en día es una caricatura de aquel que capitaneó el ex del Liverpool. El Pauli finalizó su visita a terreno enemigo haciendo historia. Sumó su segundo triunfo en un envite local en la era Bundesliga, y lo consiguió donde mejor sabe, en campo contrario. Más de treinta años después el equipo grande de Hamburgo caía derrotado contra sus vecinos, quizá no había época más indicada para ello que la actual, estando este roster capacitado para dar lo mejor de si y mostrar su peor cara, solo en cuestión de horas.

Hasta bien entrada la segunda parte el espectáculo en el terreno de juego no defraudó, patadas, choques que hacían saltar chispas, internadas, ocasiones, un ambiente espectacular en las gradas, pero poco fútbol. Típico en encuentros de máxima rivalidad. En contraposición es llamativo que dos conjuntos separados por historiales tan antagónicos, con escasa tradición de enfrentamientos en primera, levante las pasiones que levanta un HSV-Pauli. Tal es así que el club pirata llegó a habilitar pantallas gigantes en su zona para que más de 12 mil aficionados acudieran en grupo a vivir el duelo con sus vecinos acompañados de “la gran familia”.

Asamoah en el 57 entró en los libros de historia al conseguir el único tanto del encuentro. La reacción local nunca llegó, no existió el juego, aunque alguna ocasión aislada, no aprovechada, cerca estuvo de hacer que se repitiera la historia, esa que dice que los piratas del Elba llevaban 33 años sin ganar un derbi. El partido había entrado en un guión de choque sin descanso que no dejó lugar al fútbol, terreno poco propicio para un Hamburgo que si por algo se caracteriza es por su escaso físico y su exceso de jugadores técnicos. Un mal traje para tal convite. Otro paso atrás Armin.

5 feb. 2011

Desesperación en el Borussia Park

El curso futbolistico en Mönchengladbach empezaba con aires renovados, dando paso a ilusiones perdidas, volviendo estas a florecer en los corazones de los miles de potros repartidos por toda la región. La contratación de Idrissou y De Camargo hicieron pensar a más de uno en algo más que en la permanencia. Por fin, el Gladbach tendría un año tranquilo regálandole un respiro a los sufridos aficionados. El inicio del curso hizo aumentar esas falsas ilusiones, los resultados llegaron, el juego acompañaba y los nuevos dejaban destellos que confirmaban las expectativas creadas.

El 3-6 en Leverkusen aupó al equipo a las puertas de Europa. El triunfo que debió servir para espolear al equipo y conducirlo a un año grande se tornó en una losa que acabó hundiendo a toda la institución. Tras la goleada vino una derrota por 0-4 ante el Eintracht, seguido del famoso 7-0 encajado en Stuttgart. Tres descalabros consecutivos que hicieron saltar por los aires la tranquilidad y sosiego labrados durante el inicio de campeonato. La agonía se alargó nueve jornadas más sumando solo 3 puntos de 28. El gran derbi del Rin, ante el Colonia, siempre es el escenario ideal para salir de cualquier depresión. Por arte de magia la soltura perdida hizo acto de presencia, los mejores jugadores del equipo se reencontraron sobre el verde deleitando el grupo con un triunfo sonado a sus aficionados, 0-4, y nuevos bríos para recuperar el tiempo perdido.

Tras el severo correctivo al Colonia, el Gladbach encajó cinco derrotas consecutivas, volviendo a rozar el ridículo en Friburg y Dortmund. El hundimiento parecía claro, y el parón invernal no traía demasiadas buenas noticias ya que todo eran rumores de salidas. Bradley y Bobadilla finalmente abandonaron el equipo, reclutando este a Hanke del Hannover, y Nordveit del Arsenal, dos refuerzos de garantías que aportan más calidad al grupo.

Con ambos en el once titular los potros visitaron Frankfurt hace dos jornadas, obligados a ganar para no perder el tren de la permanencia. El trabajo del equipo fue titánico durante los 90 minutos, llegando el gol del triunfo en el ultimo cuarto de hora, un tanto que dejó en evidencia las carencias del grupo. El equipo de Frontzek puso fin a la asfixiante presión en la salida del balón rival, tocó retirada encerrándose atrás, siendo el tramo final el único momento de todo el partido donde el Eintracht pudo crear ocasiones, llegando a estar cerca de conseguir el empate. La imagen curiosa del encuentro la protagonizó Dante, el central belga en el tiempo de descuento, y tras quedar el juego parado en uno de los múltiples asedios locales, se dirigió de forma airada al banquillo reclamando un cambio que hiciera parar el encuentro, rompiendo el monologo en el que se había convertido. Finalmente, el nuevo Gladbach, con todos sus fichajes sobre el terreno de juego, sumó un nuevo triunfo.

Esta jornada emparejó en el Parken a los dos peores equipos de la Bundesliga. Stuttgart y Borussia MG en un trágico encuentro por la supervivencia. La primera parte fue tremenda. Idrissou volvió por enésima vez a ser el mejor de su equipo, mostrando una superioridad física y técnica que roza el insulto. Todo se puso de cara tras el remate de Dante en la salida de un córner, y mejor todavía, cuando De Camargo empujaba a placer para subir el 2-0 al marcador. Parecía que por primera vez durante esta temporada no habría que esperar un mes para volver a ver un triunfo del equipo. Todo parecía indicar, porque la segunda mitad, el desdibujado y hasta vergonzante Stuttgart se transformó de tal forma que pasó por encima de los locales sin piedad llegando a remontar el encuentro. Esta nueva afrenta deja al equipo rayado tocado y hundido. Un partido modélico que ilustra a la perfección las carencias que han llevado a este equipo a la situación actual.

Jugador por jugador la plantilla del Borussia no tiene nada que envidiarle a ningún equipo de media tabla, incluso tiene jugadores con mayores recursos técnicos que la de muchos equipos de zona UEFA. Sin embargo el juego desplegado llega a provocar terror. La situación es mala, y con los precedentes el futuro del Gladbach en primera división se antoja complicado. Veremos como acaba Frontzek, que puede pasar una de sus peores semanas al frente del equipo. En el Borussia-Park vuelven las nubes negras a copar el cielo.

2 feb. 2011

Esto es Choupo-Moting, el Köln, y un FAX.

Anda la prensa estos días loca redactando hilarantes contra-crónicas de la fallida cesión de Coupo-Moting al Colonia. No hay diario, página digital o blog en Alemania que no haya tirado de ingenio para satirizar la cómica situación que vivió el canterano del Hamburgo la noche del Lunes, durante el cierre del mercado de invierno. No todo es oro lo que reluce en la organizada Bundesliga, como en cualquier otro lugar, el fútbol tiene ese componente anárquico y despeinado que otorga la improvisación y el ultimo momento.

Las negociaciones para la salida del jugador fueron tan ambiguas que se alargaron hasta diez minutos antes de cerrarse oficialmente el periodo de inscripción. Primero fue el WBA inglés quien preguntó por el muchacho, mareando la perdiz hasta dejarlo tirado a falta de un día. Luego fue el Colonia, que mostró su interés desde el primer momento, pero que ante las suculentas libras esterlinas no podía competir, retirándose pacientemente a cuarteles donde permanecería resguardado y expectante de que pudiera romperse, como así fue, la salida del delantero hacia la Premier.

Muchas veces esta clase de traspasos a ultima hora se rompen por diferencias económicas, siempre hay algún representante que rompe lo pactado en el ultimo instante, buscando un aumento de salario, o una mejor comisión que embolsarse. Otras, debido a las prisas, se rompe por no haber estudiado en detalle los temas fiscales o de pasaporte. Pero en esta ocasión, el fallido traslado del jugador, se debe en gran parte a un FAX defectuoso. Como suena. En plena era de la tecnología, un simple FAX tira al traste una operación de este calado.

A falta de diez minutos para el cierre del mercado, que en Alemania está estipulado a las 18:00 del Lunes. El padre del jugador, y representante del mismo, junto a los emisarios del Colonia, llegaron a un acuerdo. Tras redactar los documentos pertinentes, firmarlos, y sellarlos convenientemente, procedieron a enviar la documentación a la DFB vía FAX, como mandan los cánones (que se dice). A partir de ahí, vino el caos. El simpático aparato, por lo visto, se volvió loco, rechazando insistentemente los documentos. Tras batallar con la tecnología del único modo que sabe hacerlo el ser humano, a golpes, el transmisor, engulló los documentos... pero de forma muy peculiar. Llegaron a su destino (HVS y DFB) pero repletos de números y símbolos, no de letras legibles.

Avisando las partes del error en la transmisión, a escasos 3 minutos de la campanada que cerraría el mercado, se produjo una nueva batalla con el aparato, que esta vez, realizó su cometido, aunque a medias. Solo transmitió 3 paginas de forma correcta llegando estas ya fuera de plazo. Hubieran servido de todas formas de hacerse en el tiempo reglamentario, ya que la vista gorda en estos casos es un recurso muy bien tirado. Así que entre bromas y chistes anda Alemania con el asunto. Mientras , el Colonia va a pedir a la DFB una moratoria, explicando el caso, para que habrá su corazón y entienda que la inscripción fuera de tiempo no obedece a una actitud cómoda, sino a una mala pasada de la tecnología. Entre risas, la federación, ha prometido que estudiará el caso y verá si concede o no la tramitación. Aunque sea para alargar la broma, el ente federativo se tomará su tiempo, aunque todos sabemos, que salvo que la inflexibilidad germana haga acto de aparición, Choupo-Moting jugará en el Colonia lo que resta de temporada. O eso esperamos todos.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...