29 oct. 2010

Grandes descalabros en la Pokal.

El torneo copero siempre ha dejado un reguero de sorpresas que han salpicado los tabloides alemanes a lo largo de las decadas. Quien no recuerda aquel Kickers Offenbach campeón en 1970 siendo un segunda división, o la más reciente incursión en la final de copa del Unión Berlín que acabó peridendo por 2-0 ante el Schalke en 2001. En la ultima jornada de la Pokal, el líder de la 3.liga ha eliminado al Dortmund y el sorprendente TuS Koblenz, sumido en la media tabla en la tercera categoría, a tumbado a todo un Herta Berlín. Aquí un repaso a alguno de los pequeños grandes descalabros.

La noche que el Magdeburgo volvió a sentirse grande.

En noviembre de 2000 el conjunto de la RDA llevaría a la prorroga al Bayern, tras aguantar un estoico 1-1. La sorpresa pudo ser mayúscula cuando los sajones a través de Ofobide se adelantaron en el minuto 69. En los últimos instantes, Salihamidzic anotaría el empate que evitaría la clasificación del conjunto del este, llevando la eliminatoria al punto de penalti. Hasemmann anotaría la pena máxima definitiva que daría al Magdeburgo el pase a los octavos de final de la competición. La tanda finalizó con 5-3. El campeón de la recopa en el 74 alcanzaría los cuartos de final, cayendo finalmente ante el Schalke por 0-1.

La consagración de los niños de 18 años.

Para sonrojo el que sufrió el verdugo del HSV en esta edición. Aquella temporada copera de la 2000/01 fue un autentica revelación de los modestos. El filial del Stuttgart apabullaría al Eintracht Frankfurt con un contundente 6-1. En aquel equipo jugaban unos jovencisimos Hleb, Vaccaro, Amanantidis y Hinkel. La aventura no duró demasiado, en la segunda ronda quedarían emparejados con el primer equipo, con la previsible eliminación del torneo. No fue el único filial respondón, en 2004 el segundo equipo del Bayern eliminó al Alemannia Achen y al Eintrach Braunschweig alcanzando los cuartos de final, siendo apeados por el Werder Bremen con un contundente 0-3.

La tanda de penaltis interminable.

El Sandhausen también ha protagonizado un papel estelar en la copa. En 1994 se clasificó tras ganar por 15-14 al Stuttgart en la tanda de penaltis. El tiempo reglamentario finalizó con 1-1, subiendo el marcador a 2-2 en el tiempo extra.

La gran machada de la Regional-Liga.

La temporada 96/97 estuvo cerca de convertirse en la primera edición de la historia en la que un equipo de la regional-liga alcanzaba una final de copa. El Mannheim y el Eintracht Trier fueron la autentica revelación del tornero, llegando uno a cuartos y otro a semifinales. Solo el enfrentamiento directo entre ambos evitó que dos conjuntos de la tercera categoría del fútbol alemán coparan dos de las cuatro plazas de la ultima ronda, previa a la final de Berlín.

El Trier eliminó al Schalke en primera ronda (1-0), y e Mannheim al Energie Cottbus en segunda (2-1). Los rivales del tercer turno serian de igual o superior dificultad. El Eintracth tras eliminar a los mineros tuvo que enfrentarse a su acérrimo enemigo, el Dortmund. 2-1 fue el resultado final que le dio el billete hacia cuartos de final. El Mannheim acabaría con el Alemannia Achen. La fortuna para uno de los dos tenia que llegar a su final. Pues quedaron emparejados. El triunfo fue para el equipo de Trier por 1-0 accediendo a semifinales. Allí le esperaría el Duisburgo, que tras una tanda de penaltis (9-10), consiguió el pase a la final.

Una temporada más tarde el Sportfreunde Siegen y el Tennis Borussia Berlín llegarían también a cuartos de final, cayendo ante el Werder Bremen y el Wolfsburgo respectivamente. El Tennis Borussia eliminó al Herta en octavos y al Stuttgarter Kickers en segunda ronda. El Siegen hizo lo propio con Friburgo y Uerdingen.

El mayor descalabro de la historia.

Ese titulo corre a cargo del modestisimo TSV Vestenbergsgreuth. Este conjunto de aficionados, con algún panadero, otro fontanero, y con un peón industrial sin graduado escolar, fueron capaces de eliminar al Bayern de Munich de la copa en la también sorprendente temporada 94/95. El resultado final fue 1-0 con gol de Roland Stein. Un tipo que alcanzó fama mundial, ya que el triunfo de su equipo fue noticia en toda Europa. Y que menos. No todos los días un grupo de amigos son capaces de eliminar a todo un Bayern. Lothar Mathäus declaró tras el encuentro que tendrían que vivir toda su vida con esa vergüenza... hoy en día pocos recuerdan aquella afrenta.

2 comentarios:

cityground dijo...

Muy bueno, estas sorpresas hacen grande a la Copa y la alemana es de las mejores de Europa.

Nunca había visto nombrar al Vestenbergsgreuth, vaya sorpresa y vaya nombrecito.

Valent dijo...

no he querido profundizar más allá por falta de tiempo, pero hay un sinfín de historias en la competición, cuanto más retrocedes en el tiempo más modestos ves en semifinales, cuartos..etc.

Algún día tendrán su hueco aquí.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...