1 oct. 2010

Herida abierta en el este.

Varias generaciones de Ossies han vivido durante los últimos veinte años presenciando con impotencia como su mundo se desmoronaba. Sus recuerdos, sus pasiones, sus ilusiones, muertas y enterradas por siempre jamás. La cultura futbolistica con la que crecieron, y que fue transmitida de padres a hijos, creando esos rituales mágicos, paganos pero igualmente ceremoniosos, han desaparecido. Sustituidos por el rencor, la violencia , la desesperación o incluso por la indiferencia. Donde antaño se disputaban fervorosos derbys entre gradas de madera, perfumados con olor a tabaco viejo, en la actualidad crecen malas hierbas. Solo en algunos privilegiados puntos del país, de vez en cuando, tienen el placer de rememorar pasiones olvidadas, esperanzados en un futuro mejor que nunca llega.

Esta temporada se cumplirán 20 años de la otra unificación. La deportiva. En la 90/91
Alemania ponía el broche de oro a la herida que abrió la guerra. Todos los clubes del este y del oeste, regidos bajo una misma federación y compitiendo en una misma liga. Pero no de igual a igual. La caída del régimen inundó de temores al complejo entramado administrativo del gobierno socialista. Sus funcionarios buscaron el bien propio, en aras de un retiro político en Rusia, alejados de cualquier posible represalia. Los clubes de fútbol de la RDA no eran más que la extensión social del poder político. El Dynamo Berlín dependía del ministerio de defensa. El Lokomotiv Leipzig, de la empresa publica de ferrocarriles. El Carl-Zeiss Jena era el equipo de empresa de Motor-Jena, la automovilística patria. El Dynamo Dresde de la compañía nacional de electricidad... y así, hasta el final.

Las privatizaciones ordenadas por
Helmut Kohl no tuvieron en cuenta a los clubes, viéndose estos obligados a incorporarse de golpe al estricto entramado económico occidental. Las ansias de cruzar la frontera de muchos y el abundante dinero del oeste, secó las canteras y plantillas de la Oberliga. Un expolio en toda regla. Los traspasos millonarios que se realizaron en principio estaban destinados a acondicionar las instalaciones de los clubes y en crear una estructura acorde a las exigencias de la Bundesliga. Pero ese dinero jamás llegó a las arcas de las entidades deportivas, acabó en los bolsillos de sus funcionarios. Volker Opptiz, actual director general del Dynamo Dresde, llora con impotencia en una magnifica entrevista en RevierSport “Todavía estamos pagando el desastre que se gestó tras la reunificación”.

Antaño los clubes del este eran noticia por poner contra las cuerdas a sus vecinos occidentales en sus cruces europeos, o por disputar sonadas finales. En 1974 el
FC Magdeburg ganaría la Recopa tras imponerse en la final por 2-0 al Milán. Un éxito titánico, si se tiene en cuenta que todos los integrante de aquel equipo eran nacidos en la misma ciudad de la que recibe nombre el club. Años más tarde, el Lokomotiv Leipzig intentaría emular a sus compatriotas en la final que disputó ante el Ajax en Atenas, con resultado inverso. Glorioso pasado, decadente presente. En la actualidad los clubes de la RDA solo atraen la atención mediática por la violencia de sus ultras, o por sus sonados escándalos financieros.

Jürgen Sparwasser siempre ha sido un optimista. Con tesón ha manifestado hasta la saciedad sus esperanzas en ver algún día a un equipo de la vieja república conquistar la Bundesliga. La realidad, le ha hecho desistir, aunque mantiene viva la llama de la esperanza: “aunque ya no lo verán mis ojos” apostilla. Desde 1996 los únicos clubes del otro lado del muro que han militado en primera han sido el Energie Cottbus, curiosamente, fue penúltimo en la ultima Öberliga que se disputó en 1991, y el Hansa (Ultimo campeón) siendo este el que mejor historial se ha granjeado en la nueva realidad.

El este conserva una pequeña esperanza. Aun siendo un club desnaturalizado, sin el poso que da la tradición y sin raíces en la vieja ex-república “democrática”,
Red Bull adquirió en el verano de 2008 un pequeño equipo de las afueras de Leipzig con la intención de convertirlo en una potencia futbolistica en 15 años. Quizá el viejo Sparwasser, todavía pueda presenciar el sueño dorado de miles de ossies, ver al este reinar sobre el oeste.

Ultima clasificación de la
Öberliga.

1º Hansa Rostock : El ultimo campeón de la RDA ha militado durante gran parte de este periodo en primera división. Las ultimas cuatro campañas lo ha hecho en la 2.Bundesliga. La pasada temporada perdió la promoción de ascenso ante el Ingolstadt y milita en la 3.Liga.

2º Dynamo Dresde: Fue junto al Hansa el único club que cumplió los requisitos para inscribirse en la Bundesliga, descendió por perder la licencia en 1996 .. un descenso que fue de hasta 5 categorías. Pronto se recuperó volviendo a segunda, luchó por el ascenso hasta 2006. En 2007 descendería a la actual 3.Liga donde permanece.

3º Rot-Weiss Erfurt: un clásico de la 3.Liga

4º Chemie-Halle FC (también conocido como Turbina-Halle): Regional-Liga grupo Norte

5º Chemintzer FC: Regional-Liga grupo Norte

6º Carl-Zeiss Jena: un clásico de segunda durante este periodo, en las ultimas tres campañas milita en la 3.Liga

7º Lokomotiv Leipzig: Desapareció en 2002, refundado por aficionados en 2004 como 1.FC Lokomotiv, milita en la Nordost-Oberliga grupo Sur.

Stahl Brandenburg: Liga de aficionados de Brandenburgo.

Eisenhüttenstädter FC: Futbol amateur.

10º FC Magdeburg: Regional-Liga grupo Norte.

11º Dynamo Berlin: Nordost-Oberliga grupo Norte

12º Sachen Leipzig: Nordost-Oberliga grupo Sur

13º Energie Cottbus: 2. Bundesliga

14º Viktoria Berlín (Actual Viktoria Frankfurt/Oder): Futbol amateur.

2 comentarios:

cityground dijo...

Vaya presente mas negro el de los equipos de la RDA, sigo al Magdeburgo y empezó bien con 10 puntos en 4 partidos pero ha perdido 5 partidos seguidos y ahora se debe preocupar de no descender, el Chemintzer podría ascender a la 3.Liga.
El proyecto de Red Bull en Leipzig es ambicioso y parece que poco a poco va captando aficionados, suele tener buenas entradas contra el Magdeburgo mas de 11.000, le favorece lo mal que están el Lokomotive y Sachsen.

Valent dijo...

el otro dia estuve viendo un par de vídeos del Sachen Vs Lokomotiv del pasado curso y había muy poca gente.. además acabó con violencia en las gradas, la policia corriendo de un lado a otro.

A ver si encuentro tiempo (no puedo ni hablar de los partidos del HSV) y este año voy dedicándole una entradita a cada equipo, hay historias muy curiosas, sobre todo la de los primeros campeones de la RDA, antes de la intervención politica de 1960, que obligó entre otras cosas a trasladar al Dynamo Dresden a Berlín para fundar el Dynamo Berlin.. ambos acabarían en segunda...

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...