22 nov. 2010

Los asiáticos están de moda en Alemania.

Aunque parezca una moda actual, ver jugadores asiáticos en Alemania no ha sido nada extraño en la Bundesliga. Okudera en los años 70 fue el primer japonés en pisar suelo germano. Enrolado en las filas del Colonia se convirtió en pieza fundamental para el doblete de liga y copa conseguido por el equipo en 1978. Y no solo asiáticos, ya en los años cincuenta, el primer futbolista del áfrica negra en visitar Europa recaló en el Fortuna Düsseldorf. Toda una novedad que revolucionó el tosco fútbol teutón. En Agosto pocos daban un duro por Kagawa (solo costó 350 mil euros) Son, Hasebe, Kisho Yano o Uchida. Pero la realidad es que avanzado ya el campeonato, son las autenticas estrellas de sus equipos.

El mejor sin duda es el japonés del Dortmund. La cabeza pensante del líder, el motor del equipo. El menudo nipón comanda con acierto el ataque de los hombres de Klopp. Su postura, su velocidad y el arte en el dribling que posee son su mejor arma. Ya ha protagonizado asistencias imposibles y algún que otro gol (6 en 12 partidos) de bella factura que ha hecho llamar la atención de los focos. A día de hoy, está situado como favorito para varios galardones del año: mejor fichaje, mejor jugador de la temporada y al de jugador revelación. Su buen trabajo en el Ruhr también le ha serivo para convertirse en toda una estrella en su pais. Guido Buchwald, ex jugador y entrenador del Alemannia Achen y del Stuttgart, que ha vivido un periplo como mánager de los Urawa Reds de 2004 hasta 2007 y actual analista deportivo para la prensa nipona, sitúa al ex media-punta del Cerezo Osaka en un breve periodo de tiempo en la agenda de algún grande de Europa.

Con menos relumbrón pero igual de espectaculares están siendo las aportaciones de Heung-Min Son, aunque su biografía es ligeramente diferente a la del japonés del BVB. Llegó al Hamburgo procedente de Corea del Sur con 15 años, y desde entonces se ha formado en la siempre fructífera factoría del Imatech Arena. Con apenas 18 años cumplidos ha visto la posibilidad de debutar con el primer equipo. Su desparpajo y buen quehacer le han convertido en el único aliciente de la gris temporada que esta realizando su club. En apenas 4 partidos en primera a anotado tres tantos, aunque ninguno ha servido para sumar puntos. Tras una gran pre-temporada, con golazo incluido ante el Chelsea, todo hacia apuntar que no tendría problemas a la hora de encontrar su sitio en el once titular. Pero una inoportuna lesión la semana anterior al inicio de la liga (se rompió el metatarso de su pie izquierdo) le han tenido apartado durante meses. Ahora, tras una inexplicable plaga de lesiones, vuelve para quedarse.

A pesar de ser noticia por sus malos resultados, de los pocos jugadores que están cumpliendo con creces en el Schalke de Magath es Uchida. Este lateral aplicado como pocos, se ha convertido en el ojito derecho del entrenador. No se ha consolidado como titular indiscutible, pero aun asi ha jugado nueve encuentros de los doce disputados. Aunque para sensaciones las del mitico y entrañable internacional nor-coreano del Bochum, Chong-Tese. Famoso el pasado mundial por sus lloros durante el himno de su pais (aunque es japonés de nacimiento). La temporada del "Rooney asiático" está siendo sensacional en su equipo. Ocupa la cuarta posición en la tabla de goleadores con seis tantos, solo tres por detras del líder y cañonero del Energie Cottbus, Nils Petersen.

Hace tiempo que los clubes alemanes han dejado de ver el mercado asiático como mero oasis en el que vender sus productos y derechos televisivos. Cada vez más jóvenes talentos del continente más poblado del planeta están recalando en canteras y plantillas de la Bundesliga. El jugador oriental es más disciplinado que el europeo y llega al viejo continente con metas e ilusiones que cumplir, de las cuales no se desprende jamás a lo largo de su carrera. El buen trabajo iniciado por la JFA a principios de los noventa está empezando a dar sus frutos. Cada generación de futbolistas japoneses es mejor que la anterior, y la materia prima con la que se encuentran los clubes europeos que fichan a dichos futbolistas va en consonancia a ese progreso. Mercado barato repleto de jóvenes con talento, el sueño dorado de cualquier director deportivo.

De momento son seis los futbolistas del continente oriental los que están enrolados en los clubes de la primera división, en su mayoría jugando de titular todos los encuentros. El tiempo dirá si dentro de unos meses Kagawa es el segundo jugador proveniente del país del sol naciente en ser campeón de la Bundesliga, justo 32 años después de que lo consiguiera Okudera con el FC Colonia.

2 comentarios:

cityground dijo...

Están saliendo buenos jugadores jóvenes en Corea y Japón, tienen calidad y como comentas son muy disciplinados, parece que Alemania es su destino prefereido para desembarcar en Europa.

En los 80 también destaco en la Bundesliga el coreano Bum Kun Cha que gano la Copa de la Uefa con el Eintracht Frankfurt (1980) y con el Bayer Leverkusen (1988).

Valent dijo...

Y al final de los 90 un par de chinos jugaron tambien en Frankfurt. Creo que hasta uno debutó ante el Bayern. no recuerdo exactamente el año, pero debio de ser 97-98 o por ahi.

Entradas relacionadas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...